Seleccionar página

¿Existe algún método para aprender inglés u otro idioma que sea fácil, rápido y eficaz? ¿Es posible aprender un idioma rápidamente y sin esfuerzo? Descúbrelo aquí...

Algunos alumnos de los cursos presenciales de Francisco Fernández han quedado tan absolutamente sorprendidos por los excelentes resultados que han obtenido, que al relatar su experiencia para aprender inglés con su método la describen como si con ellos Francisco Fernández hubiera hecho magia. Pero... ¿de verdad hay algo de magia detrás? Y si no la hay, ¿por qué lo puede llegar a parecer?

Confieso que yo mismo tuve la misma sensación al 4º día de haber comenzado mi curso presencial con él, por lo que nadie mejor que yo para describir y analizar aquello. Pero comencemos por el principio...

Conocí a Francisco Fernández como alumno suyo hace ya unos cuantos años, en Palma de Mallorca. Previamente a ello, casi todo el inglés que había aprendido había sido básicamente por mi cuenta, esto es, en plan autodidacta, pues en el colegio e instituto había estudiado francés, no inglés. Cierto es que también había aprendido algo de mis hermanos, hoy traductores políglotas, así como de 1 mes en una academia de inglés con 2 profesoras nativas: una irlandesa y otra escocesa. Ahora bien, todo aquello resultaba insuficiente, como aclararé pronto brevemente. De hecho, antes de iniciar las clases en la academia determinaron mi nivel, que resultó ser de un 2º nivel sobre 5 en total, por lo que no llegaba a ser intermedio

Como anécdota de mi experiencia en aquella academia de inglés, diré tan sólo que las clases que recibí eran de un curso gratuito de inglés para desempleados. Sin embargo, la academia estaba obligada a realizar algunos cursos en francés, requisito que no cumplía porque todos sus profesores eran nativos de inglés. Por ello, cuando se personó un buen día en la academia un inspector del INEM, esto es, del Instituto Nacional de Empleo para comprobar si se estaba cumpliendo la ley, nuestra profesora escocesa, que sabía algo de francés, se vio obligada a hacerse pasar por profesora de francés en presencia del inspector. Y todo ello con la complicidad de nosotros sus alumnos, que le hicimos el favor de hacernos pasar por alumnos de un curso de francés, salvando así la cabeza de la academia. Aunque luego nos entregaron un diploma de francés en lugar de uno de inglés...

A pesar de todas estas experiencias por mi parte para aprender inglés, no era capaz de mantener ninguna conversación en este idioma, ni siquiera por escrito. Pero al menos era capaz de leer textos técnico-científicos en inglés (aunque en realidad son los más sencillos de entender). Ahora bien, de ahí no pasaba, y ya era hora de cambiar aquello, por lo que tenía que coger el toro por los cuernos y hacer algo para cambiar aquello.

Investigando por internet diferentes métodos para aprender inglés, descubrí un recorte de periódico en el que le hacían una entrevista a un tal Francisco Fernández (el periódico creo recordar que era mallorquín). En ella, él mencionaba que era posible aprender un idioma en tiempo récord, por lo que decidí investigar más al respecto.

Aquello me parecía demasiado bonito para ser verdad, pero el hecho de que quien lo afirmaba lo hiciera en un periódico y con su cara fotografiada, parecía conferirle credibilidad a sus palabras, pues aparentemente nadie en su sano juicio se atrevería a hacer lo que él si no fuera cierto.

Finalmente, descubrí que una academia de Barcelona ofrecía sus cursos presenciales en grupo para aprender inglés en tiempo récord. No recuerdo muy bien el precio, pero para su corta duración no era barato, lo cual me echaba para atrás a pesar de disponer del dinero.

Ello me hizo pensármelo mucho, por lo que, cuando finalmente me decidí a dar el paso, me llevé una desagradable sorpresa: había tardado tanto en decidirme que ya no quedaban plazas libres para el curso. Pero no estaba dispuesto a que me volviera a suceder, por lo que, con vistas a apuntarme antes que nadie la próxima vez, le pregunté a la academia cuándo iban a volver a impartirlo. Sin embargo, lo desconocían por completo, aunque quedaron en avisarme de ello.

Desgraciadamente, y tras 1 año de larga espera, yo seguía sin poder realizar el curso, pues al final resultó que Francisco Fernández había dejado de impartir sus cursos en grupo.  ¡Mi gozo en un pozo! Y todo porque la primera vez no fui rápido a la hora de decidirme a hacer el curso...

Sólo cuando te suceden este tipo de cosas te das cuenta de lo importante que puede llegar a ser no pensarse tanto las cosas y tomar acción inmediatamente. Pero la metodología que empleaban en aquel curso me llamó tanto la atención que decidí localizar a Francisco Fernández.

Finalmente, acabé logrando conversar con él telefónicamente. Ahora ofrecía su curso de inglés acelerado individualmente, no en grupo, por lo que el precio se encarecía muchísimo más. En aquel preciso momento no pude evitar acordarme nuevamente del error que cometí 1 año antes tardando en tomar la decisión de hacer su curso, el cual me hubiera resultado mucho más barato entonces. Y para colmo de males, al gasto en su curso debía añadir el gasto que suponía desplazarme en avión hasta Palma de Mallorca y pasar allí mi estancia varios días.

Pero ya había aprendido la lección de la primera vez, y esta vez no podía dejar pasar el tren de mi oportunidad. Después de todo, ¿deseaba aprender verdaderamente a hablar inglés en tiempo récord? ¡Sin duda alguna! ¿Y estaba dispuesto a exponerme a perder esta oportunidad nuevamente por mi indecisión? ¡En absoluto!, pues ya había aprendido de mi error la importancia de no dudar tanto y tomar acción cuando realmente deseas algo fuertemente. 

Así pues, e impulsado asimismo por la curiosidad por descubrir en qué consistía aquel novedoso método que obraba el "milagro" de aprender inglés en tan poco tiempo, decidí dar el paso. Sí, pagué varios miles de euros por tan sólo 6 días intensivos de su curso presencial, pero puedo asegurar que fueron los mejores miles de euros gastados de golpe en mi vida.

Dado que se trataba de aprendizaje con hipnosis, imaginaba su curso como estando acostado las 8 horas intensivas que cada día duraba, mientras paralelamente al mismo tiempo escuchaba inglés y su traducción al español. Pero nada más lejos de la realidad...

Continuará...

¿ES POSIBLE APRENDER INGLÉS CON HIPNOSIS?

¿Se puede aprender inglés con hipnosis y sin esfuerzo? ¿Es un engaño la hipnosis para aprender idiomas? Te revelamos aquí toda la verdad que necesitas saber...

¿EXISTE LA "MAGIA" EN EL APRENDIZAJE DE IDIOMAS? (2ª PARTE)

2ª parte de este artículo en el que descubrirás si es posible aprender un idioma rápidamente y sin esfuerzo, así como si existe algún método fácil, rápido y eficaz para aprender inglés u otro idioma.

¿ES EL SISTEMA TRADICIONAL DE APRENDIZAJE DE IDIOMAS UN "FRAUDE"?

A diferencia de nuestro método de aprendizaje de idiomas, el método tradicional es incapaz de lograr que los alumnos hablen inglés en tiempo récord. ¿Es por ello un fraude? Te lo revelamos...